Biblioteca Abolicionismo

Alemania reconoce que la legalización de la prostitución ha fracasado


Solo 44 mujeres prostituidas ingresaron en los servicios sociales y de salud, el número de homicidios de mujeres prostituidas es muy alto y Alemania se ha convertido en un destino de turismo sexual. Ha habido un aumento enorme de mujeres prostituidas: entre 400.000 y un millón, pero no sabemos cuántas son. Lo que sí sabemos es que 1,2 millones de hombres visitan un burdel todos los días en Alemania.


Os dejo abajo la traducción del artículo completo de Huschke Mau, una superviviente que lleva diez años en la prostitución, con varias interrupciones.


Alemania reconoce que la legalización de la prostitución ha fracasado


En Alemania, la prostitución nunca estuvo prohibida, pero siempre fue legal; sin embargo, se consideró que era contraria a la moral y perjudicial para la comunidad. Por esta razón, las mujeres prostituidas no pueden exigir legalmente que se les pague.


En 2000, un tribunal administrativo acordó con Felicitas Shirow y Stephanie Klee, dos propietarias de burdeles, que la prostitución ya no podía considerarse contraria a la moral. Como resultado, la Ley de prostitución alemana entró en vigor en 2002.


Esta ley contenía un modelo de legalización y contaba con el apoyo de un lobby de la industria del sexo, integrado principalmente por las asociaciones “Hydra” y “Berufsverband erotische und sexuelle Dienstleistungen”, es decir, asociaciones profesionales de servicios eróticos y sexuales, y la organización de propietarios de burdeles, la Asociación Profesional de Servicios Sexuales. La implementación de la ley y los reglamentos que redefinieron el proxenetismo y la trata de personas con fines de prostitución se reservó a la jurisprudencia, es decir, los casos judiciales individuales y Laender, de diferentes estados alemanes, y allí se reservó principalmente para los municipios que se encontraban dentro de los límites. de la ley - que defendía que las ciudades deben tener más de 50 mil habitantes para tener áreas definidas para prostitución y prostíbulos.


El objetivo de la ley era hacer que la prostitución fuera más segura para las mujeres, hacer posible llevar a los compradores a los tribunales si no pagaban y garantizar que tuvieran acceso a los servicios sociales y de salud. Esto no se ha logrado. Solo 44 mujeres prostituidas ingresaron (regularmente) en los servicios sociales y de salud en Alemania, el número de homicidios de mujeres prostituidas es muy alto y Alemania se ha convertido en un destino de turismo sexual. Ha habido un aumento enorme de mujeres prostituidas: entre 400.000 y un millón, pero no sabemos cuántas son. Lo que sí sabemos es que 1,2 millones de hombres en Alemania visitan un burdel todos los días.


El estado reconoció que la ley había fallado. Lamentablemente, no tuvo el valor de considerar el modelo nórdico o el modelo de igualdad. Desde 2017, ha habido una ley adicional, la Ley de Protección a las Prostitutas. La prostitución sigue siendo legal, pero está sujeta a regulaciones más estrictas. Estas regulaciones afectan particularmente a las mujeres prostituidas. Como antes, el proxenetismo solo es ilegal si se considera explotación, es decir, si el proxeneta obtiene más del 50% de las ganancias de una mujer de la prostitución. En cuanto a la prostitución forzada, no existen cargos ni procesamientos sin el testimonio de la víctima. También le corresponde a la víctima demostrar que fue coaccionada o forzada, lo que da lugar a muy pocas condenas (unas 350 por año).


Como abolicionistas, pensamos que la situación de la prostitución en Alemania es muy crítica y creemos que impide la igualdad real entre hombres y mujeres. No puede haber igualdad cuando un sexo puede comprar al otro.


Vemos que a Alemania se le llama el "burdel de Europa" y que la sociedad alemana se está brutalizando. También vemos que Alemania, junto con los Países Bajos, tiene una posición particular dentro de Europa en lo que respecta a la prostitución, ya que las leyes están muy liberalizadas.


Hace unas semanas, unos periodistas suecos visitaron mi ciudad para una entrevista. Fue impactante para mí ver que hay hombres que están igualmente conmocionados por la realidad de la prostitución en Alemania. Más de una vez, me preguntaron sobre una serie de televisión alemana llamada "Der Puffester" - "The Brothel Tester" - en la que se filmó a un hombre que fue condenado por proxenetismo ayudando a otros propietarios de burdeles a mejorar el servicio. Los dos periodistas se refirieron a nuestra actitud hacia la prostitución como “extrema”, algo que nunca escuchamos de los hombres alemanes.


Quiero explicar cómo trabajamos las abolicionistas en Alemania, cuáles son nuestras estrategias, qué argumentos usamos y cuál es nuestra práctica.


En 2014, que fue también el año en el que comencé a hablar públicamente, las abolicionistas se reunieron por primera vez en Múnich para un congreso internacional bajo el lema "Dejen de comprar sexo" - "Dejen de Sexkauf". La asociación “Deja de comprar sexo” todavía existe. Es una especie de plataforma informal para prácticamente todos los grupos de acción, iniciativas, asociaciones e individuos en Alemania que critican la prostitución. Nos reunimos en Munich una vez al año para compartir estrategias y acciones y animar a otros. También tenemos un grupo de Facebook para mantenernos actualizados y unir esfuerzos.


Nuestra estrategia consta de varios puntos. En primer lugar, debido a la implicación y trabajo de varias personas e iniciativas o asociaciones desde 2014, se han realizado varias presentaciones, paneles y pequeñas conferencias y seminarios sobre prostitución en varias ciudades, y cada vez somos más las personas invitadas a presentar nuestro análisis. Es un trabajo difícil y lento, una especie de revolución de base, pero personalmente tengo la impresión de que tiene impacto. Casi siempre que una de nosotras habla en una ciudad, un grupo informal de mujeres de esa ciudad se reunirá y continuará siguiendo el tema, se acercarán a los políticos y realizarán algún tipo de acción local.


En segundo lugar, nuestra estrategia es revisar e informar críticamente a los medios. Antes de 2014, la prensa, la televisión y otras formas de medios alemanes habían presentado la prostitución como algo fabuloso. Esta es una imagen que hemos logrado desafiar y cambiar, al no aceptar este tipo de periodismo. Escribimos correos electrónicos enojados, nos quejamos, publicamos informes contrarios y presentamos críticas útiles. Ha tenido un efecto positivo. Hoy en día, no vemos muchos artículos o reportajes parciales de televisión y, cuando lo hacen, son criticados. Los periodistas están dando cada vez más la palabra a las mujeres que han abandonado el sistema. El modelo nórdico se menciona cada vez más. Aún estamos lejos de lograr una presentación realista en todas las formas de comunicación social, pero al menos no hay muchas noticias o documentales que no muestren al menos ambos lados del tema. A través de los medios se puede alcanzar un cambio en las actitudes del público.


La tercera estrategia es la aclaración, es decir, la información y la educación. Esto significa que explicamos conceptos clave una y otra vez. Dejamos claro que el modelo nórdico no significa prohibir la prostitución, ya que no declara ilegal que las mujeres se prostituyan. Sin embargo, los compradores de sexo son penalizados. También tenemos que explicar varias veces que legalización no es lo mismo que despenalización y que, como abolicionistas, solo queremos despenalizar a las mujeres prostituidas y no todos los aspectos de la industria del sexo.


Hemos estado haciendo de los compradores el centro de nuestro análisis durante mucho tiempo.


Para nosotras, los debates interminables sobre si las mujeres eligen o no la prostitución, si toman una decisión independiente, no nos llevan a ninguna parte .


Preguntamos: ¿quiénes son los compradores? ¿Qué opinan de las mujeres prostituidas y de las mujeres en general? ¿Qué sucede exactamente en las habitaciones de los burdeles?


Valoramos los testimonios de mujeres que han abandonado el sistema, y ​​también revisamos los comentarios de los compradores en sus foros en línea, secciones de discusión sobre los distintos burdeles en los que evalúan y califican a las mujeres de maneras increíblemente degradantes. Estos foros muestran claramente que la prostitución es violencia sexual. Que la mujer se prostituya “voluntariamente” y se exponga a esta violencia sigue siendo una cuestión encima de la mesa.


Finalmente, me gustaría hablar sobre mi organización. Creo que el movimiento abolicionista debe ser liderado por mujeres que se han ido y por supervivientes, porque cualquier ley nos afecta. Por eso fundé “Netzwerk Ella” en enero de 2018. https://netzwerk-ella.de/index.php/en/


Actualmente somos 12 mujeres. Todos hemos estado en la prostitución o todavía lo estamos, y eso nos convierte en la única asociación compuesta exclusivamente por supervivientes en Alemania. Tenemos un sitio web. En este sitio web, publicamos, como individuos o en nombre del grupo, varios textos sobre todos los aspectos de la prostitución.


Cómo entramos, cómo salimos, qué significó la legalización para nosotros, por qué la despenalización es importante y más.


Exigimos la implementación del modelo nórdico y decimos lo importante que es explicar que este modelo no consiste en criminalizar solo a los clientes, sino también en esclarecer a la población, en despenalizar a las mujeres involucradas y en estrategias de salida y apoyo. Vemos como nuestra obligación contribuir a la implementación del modelo 100% nórdico en Alemania, porque solo castigar a los compradores no nos ayudará. No queremos algo que parezca difícil en el papel, pero que no tenga ningún efecto, queremos una implementación efectiva de todo el modelo nórdico. Para lograr esto, apoyo a las mujeres de Netzwerk Ella que escriben textos, dan entrevistas o quieren hablar en paneles.


Este texto fue presentado por Huscke Mau, una superviviente activista feminista alemana que lleva diez años en la prostitución, en la Conferencia Internacional Exit Systems of Prostitution, organizada en 2018 en Lisboa (Portugal). Estudió en la universidad, fundó el grupo activista Netzwerk Ella, formado exclusivamente por mujeres en la prostitución. Es una defensora del modelo nórdico. Tiene dos sitios web, sobre ella (https://huschkemau.de/) y su grupo activista (https://netzwerk-ella.de/index.php/en/).


https://exitprostitution.org/conferencia/oradoras-es/huschke-mau/


Biblioteca Abolicionismo


https://drive.google.com/drive/folders/1Xwq7o6kLNriWz7Hyze7jJVcM_GICoV_u?usp=sharing

7 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
LHTF_logo_sobre_fondo_rojo.png

©2020 por Tras las huellas de Sophía.