"SOBRE VIOLADORES Y VIOLADAS" Ivone Gebara

Queridxs compañerxs de camino.

Quisiera pedirles que hicieran viral este mensaje de Ivone Gebara.

No podemos dejar pasar esta acción inadmisible de grupos religiosos y eclesiales que se hacen pasar por pro-vida.


Sumo también un artículo de la Dra. Consuelo Vélez al respecto. https://eukleria.com/2020/08/26/una-nina-de-diez-anos-violada-desde-los-seis-por-su-tio-el-aborto-de-quien-consuelo-velez/

https://www.huffingtonpost.es/entry/la-historia-de-una-nina-violada-por-su-tio-durante-anos-en-brasil-reabre-el-debate-sobre-el-aborto-legal_es_5f3d6b53c5b66346157f9b84

https://www.bbc.com/mundo/noticias-53822044

https://www.lavanguardia.com/sucesos/20200819/482907154447/nina-brasilena-10-anos-violada-tio-aborto-gobierno-bolsonaro-video-seo-ext.html



"Son capaces de lanzar piedras a la prostituta o a la niña violada, de culparla de acciones abortivas en desacuerdo con la santidad etérea predicada por los señores, pero son incapaces de reconocer la profundidad de su dolor, las marcas en su cuerpo, las marcas indelebles en sus emociones, la precaria condición de su vida", escribe Ivone Gebara, filósofa, teóloga y religiosa perteneciente a la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora, que impartió clases durante 17 años en el Instituto Teológico de Recife (Iter).

A continuación, el artículo.

La condición humana, especialmente de los más vulnerables, nos hace llorar. Ayer arrestaron al violador de la niña de 10 años. La televisión lo mostró por la espalda. Parecía un tipo flaco, mal vestido, un traficante de drogas, ex prisionero que podría ser confundido con los innumerables mendigos que deambulan por nuestras ciudades noche y día y que probablemente violaron a jóvenes o incluso a sus propias hijas. Sin embargo, de su condición miserable casi no hablamos y no recordamos saber algo de sus vidas cuando nos rodean pidiendo dinero. De los violadores ricos ni nos recordamos porque el dinero encubre sus crímenes. No defiendo a los violadores ni a los drogadictos, pero llamo la atención sobre el hecho político y social que alguien provocó alrededor de la niña al plantear en medio de la pandemia la cuestión del aborto como una cuestión política y religiosa. Y los defensores incautos e ingenuos de la vida, así como los perversos políticos extremistas entran y alimentan el juego político establecido y arman una nueva controversia en torno al aborto. ¿Es ese el problema o es sólo la apariencia de muchos otros que escondemos y no aceptamos enfrentar como parte de los sórdidos juegos de poder y nuestra condición humana? No desentrañaré ese rompecabezas, sino que sólo levantaré sospechas y mostraré las trampas en las que caemos cuando no nos detenemos a reflexionar con cuidado.